Consejos para el cambio y mantenimiento de sus filtros de aspiración

Si su sistema de filtración de  polvo no funciona bien, lo lógico es que sus filtros estén colapsados y deban sustituirse, o que su sistema neumático haga una limpieza deficiente, o bien una combinación de ambos.

Si no se revisan, estos problemas pueden provocar tiempo de inactividad no planificado y aumentar los costes operativos.

Tiene la opción de contratar nuestros servicios para hacer la inspección o que lo realice su departamento de mantenimiento.

En este caso, le sugerimos una lista de medidas preventivas

  1. La presión de aire comprimido es esencial para la limpieza: si la presión de aire comprimido es demasiado baja, los cartuchos del filtro no se limpian correctamente y eso suele provocar una rápida degradación y saturación. Si la presión de aire es alta, los cartuchos del filtro se consumen con mayor rapidez y se deben reemplazar con más frecuencia, lo que aumenta los costes y el mantenimiento. También es muy importante la calidad del aire comprimido, debe estar siempre libre de agua y aceite. Si es un circuito compartido, la cantidad y presión del aire deberá ser siempre la misma independientemente del número de tomas en activo.
  2. El objetivo de la tolva no es servir de almacenamiento. El equipo de evacuación (válvula giratoria, transportadores de tornillo helicoidal, etc.) se debe dimensionar para descargar la tolva antes de que se produzcan acumulaciones. Revise y vacíe periódicamente el contenedor de polvo para evitar que el polvo de la tolva llegue a los filtros.
  3. Controle la pérdida de presión entre la cámara limpia y la sucia: una mayor pérdida de presión en el captador afecta la capacidad de recogida polvo del sistema de captación. Cambie los filtros cuando el flujo de aire llegue a una presión diferencial (superior a las especificaciones máximas) o a 120-150 daPa (4,8-6,0″ wg). La única manera de decir si los elementos filtrantes están saturados y deben reemplazarse es ver la pérdida de presión en el manómetro diferencial del captador o en el controlador. Las especificaciones varían según el fabricante. Por ejemplo, la pérdida de presión máxima para los cartuchos Ultra-Web® es de 150 daPa (6″ wg). Con esta pérdida de presión, los cartuchos están saturados y el sistema de pulsos de aire comprimido ya no puede ejecutar una limpieza total del filtro.
  4. Todos los cartuchos de un captador de polvo se deben cambiar al mismo tiempo. ¿Por qué es esto importante? En general, se debe dar tiempo a los cartuchos para que se acondicionen y comiencen a ser eficientes. Los nuevos cartuchos de filtro tienen menos resistencia que los antiguos bajo condiciones operativas. Al mezclar filtros antiguos y nuevos, el flujo de aire atravesará automáticamente el camino menos resistente y circulará por los cartuchos nuevos. Esto obligará a que el ventilador impulse las partículas de polvo tan profundamente en el nuevo medio que a la larga ya no se podrá limpiar con pulsos. Pronto esos cartuchos estarán saturados y se tendrán que reemplazar antes de lo planificado.
  5. Las válvulas de diafragma se deben revisar una vez al año. Especialmente cuando se instalan cartuchos nuevos, se recomienda revisar las válvulas y asegurarse de que los filtros se limpien bien desde el principio. También es beneficioso para el presupuesto: el precio de reemplazar las válvulas de diafragma es mucho menor que el precio de reemplazar los cartuchos de filtros antiguos por nuevos debido a pulsos inadecuados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies