Ventilación y filtración industrial

La contaminación del aire por humos, gases y polvo en suspensión es un serio problema que afecta al medio laboral en la industria.

En anteriores ocasiones hemos comentado la necesidad de proteger al personal de sus peligros. Actualmente, la mayoría de las empresas son sensibles a este problema y son frecuentes las consultas por parte de los departamentos de prevención e higiene para evitarlos.

Sin duda, la mejor manera de resolver las necesidades de ventilación en la industria es la extracción de humos directamente de la fuente que los genera.

La aspiración y filtración localizada cumple con múltiples objetivos: por la salud de los trabajadores, por razones económicas (reduce los gastos de mantenimiento, aumenta la productividad, reducción de bajas laborales…) y además protegemos al medio ambiente de emisiones descontroladas.

Por último, siempre resultará más rentable económicamente tratar poco caudal de aire, filtrarlo y recircularlo a la nave, que expulsarlo a la atmósfera y aumentar los gastos en climatización tanto en verano como en invierno.

En la imagen, una aplicación típica de aspiración industrial en fase de montaje. Dos brazos articulados de aspiración de humos para soldadura de puntos con un filtro con aspirador integrado en el centro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies